A

BOUT

Por Carolina Vidal Hahn

La historia comienza con mi trabajo en moda, registrando fotográficamente las nuevas e innovadoras colecciones de los diseñadores emergentes del 2000. Esta labor me abrió camino hacia el mundo textil y a su interminable abanico de posibilidades que ofrecía para trabajar los materiales. Poder armar un color propio, generar matices y acuarelas, era una idea que me entusiasmaba, pero que no formaba todavía, parte de mi territorio conocido.

Hasta que la idea de un proyecto fotográfico que tuviera su impresión sobre tela, me obligó a meterme de lleno en mi propia asignatura pendiente. El proceso no fue fácil, ya que la imagen debía cumplir con los requisitos que mi propia imaginación me había impuesto. Y no tenía idea de como ni por donde empezar. Pero las cosas del destino hicieron que todas las personas correctas se cruzaran en mi búsqueda. Acompañada de las mejores maestras comienza un camino de investigación textil y de técnicas de estampado. Después de dos años y cuatro meses, logré la impresión que había imaginado.

De ahí en más, no me separé más de los géneros. Seguí estudiando, probando cosas nuevas. Con los resultados fui desarrolando mis primeros productos y piezas textiles.  Así es como surge HahnMade.